Humahuaca.


Especialistas en viajes a Argentina.


Población:
6.300 habitantes
Temperatura media:
Verano 23.5º / -1º
Invierno 20º / -3º
Altura:
2.939 m
Distancia de Buenos Aires:
1651 km
El pueblo da su nombre a la quebrada en la que se encuentra. Fue fundado en 1594, a orillas del río Grande, por Juan Ochoa Zárate, el cacique Limpita y algunos misioneros.
Todo en ella es típicamente colonial: sus calles estrechas de canto rodado, dignas de un paseo a pie; sus casas bajas de adobe; la iluminación con farolas; y la población aferrada a sus antiguas costumbres.
Humahuaca es una de las tantas regiones de la Quebrada donde se pueden admirar los coloridos carnavales y las fiestas de culto milenario a la Pachamama, la Madre Tierra de la religión incaica, ser vivo sagrado que es fundamento de la existencia del hombre. La Pachamana será quien proteja la cosecha y los animales. A ella se le dan las gracias por los favores recibidos durante el año, y a ella se le pide por el futuro. La fiesta transcurre en un clima de gran júbilo. Cada habitante pone lo mejor de sí, sus mejores ropas, sus mejores animales, sus mejores granos, para engalanar a esta diosa de la fecundidad. Este ritual no tiene reglas establecidas. Su importancia radica en el reconocimiento del valor de la tierra y la profunda identidad de los pueblos que anclan su vida en ella. Aunque el 1 de agosto es la fecha solemne, las ofrendas y ceremonias pueden realizarse durante todo este mes.
Catedral Nta. Sra. De la Candelaria y San Antonio:
Construída en 1631, con paredes de adobe de 1 metro de ancho, es aún hoy una de las edificaciones más pintorescas de Humahuaca. Hacia 1880 se colocaron ambas torres y el imponente frontis. El retablo mayor está completamente laminado en oro. Allí se encuentra una imagen de Nta. Sra. de la Candelaria, patrona del pueblo, realizada en cardón y revestida en yeso, de 1640. En su interior también se pueden apreciar las 12 pinturas de los profetas, realizadas por el artista Marcos Sapaca, de la escuela cuzqueña.
Monumento a la Independencia:
Situado en el punto más alto del centro urbano de Humahuaca, se erige en el lugar donde se levantaba la capilla de Santa Bárbara, utilizada como reducto fortificado por los españoles, y luego como atalaya por el ejército del general Belgrano, en el siglo XIX. Las escalinatas cumplen la función de anfiteatro en las fiestas de Tantanakuy, un encuentro de los músicos de la región. Desde lo alto se puede admirar la vista panorámica del pueblo.
Torre de Santa Bárbara:
Es el único resto de la antigua capilla que fue desplazada para levantar el actual Monumento a la Independencia.
Cabildo:
Tiene un curioso reloj con la estatua en tamaño natural y articulada de San Francisco Solano, que sale a las 12:00 para dar la bendición al visitante.
Plaza del pueblo:
En ella se congregan los artesanos de la región para ofrecer sus tapices, tejidos, ponchos de lana de oveja, llama o alpaca, artículos de orfebrería y cestería de fibras vegetales.
LLámanos ahora