Santa Cruz.


Especialistas en viajes a Bolivia.


El departamento de Santa Cruz es, con algo más de 370.000 km2, el más extenso de los nueve departamentos que conforman el territorio de la República de Bolivia.
Está ubicado en el este del país y limita con Brasil y Paraguay. Actualmente tiene alrededor de 1.500.000 habitantes; la temperatura promedio al año es de 24,6º C y su altura media es de 437 metros sobre el nivel del mar. Su capital es la ciudad de Santa Cruz de la Sierra que cuenta con una población de más de 800.000 habitantes.
En términos de actividad y producción económica, Santa Cruz es la región más importante del país, siendo sus principales rubros la producción de petróleo, gas natural, maderas, caña de azúcar, algodón, soja, arroz, trigo, maíz y la explotación ganadera.
En la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y en la llamada "región integrada", que se prolonga unos cien kilómetros hacia el norte de la capital, existe también una considerable actividad industrial. Destacan los ingenios azucareros, las refinerías de petróleo, los silos y agroindustrias relacionadas a la soja; la industria lechera y sus derivados; la fabricación de materiales de construcción; muebles, cueros, conservas y bebidas.
La vastedad del territorio, la generosidad del clima tropical y la diversidad de las actividades económicas y productivas han hecho que la región de Santa Cruz se convirtiera, en los últimos treinta o cuarenta años, en polo de atracción tanto para los propios bolivianos, como para un sinnúmero de inmigrantes procedentes de los países más cercanos y también de los más remotos del mundo.
Los habitantes de Santa Cruz se llaman cruceños, aunque también se los conoce como orientales o cambas (nombre que se suele dar en Bolivia a todos los habitantes originarios de la región tropical, es decir, es aplicable también a los departamentos del Beni y Pando). Los cruceños de generaciones más recientes son gente venida de Cochabamba y de La Paz, de Sucre y de Potosí, de Oruro, de Tarija, del Beni y de casi todas las zonas del país, que ahora viven y trabajan en Santa Cruz.
También hay menonitas originarios del norte de Alemania, que llegaron desde Canadá, Estados Unidos y México; hay japoneses de Okinawa, Kioto y Osaka; chinos de Taiwán y Hong Khon; coreanos del Sur y del Norte; Sijs del Punjab, rusos, sirios, libaneses, jordanos, egipcios, alemanes, italianos, judíos, argentinos, chilenos, brasileños y muchos más. Pero los primeros en llegar a esta región desde tierras remotas, fueron los conquistadores españoles, atraídos por la Leyenda de El Dorado, ese legendario emporio de riquezas inagotables que, conocido con el nombre de Gran Paitití, encendía la imaginación de los conquistadores del Siglo XVI.
Los conquistadores no encontraron las fabulosas riquezas de El Dorado pero, a cambio de ello, decidieron convertir a la fe cristiana a todos los pueblos dispersos que habitaban la región. Fue así que, a partir de la segunda mitad del siglo XVII, la llanura cruceña se convirtió en tierra de Misiones que fueron fundadas por Jesuitas y Franciscanos.
Los indios fueron reunidos en poblados o “Misiones”, a los que se adaptaron pacíficamente, aprendiendo labores de la tierra y diversos oficios y artes. Destacó la construcción, sobre todo de carácter religioso. Fue así que entre los nativos surgieron, al cabo de algunos años, hábiles talladores de madera, maestros en carpintería, pintores, decoradores y también músicos, artes todas que formaban parte de la instrucción religiosa que se practicaba en las Misiones.
De aquella notable artesanía se conservan todavía hoy impresionantes testimonios arquitectónicos y artísticos en poblaciones como San José, San Miguel, San Javier, Santa Ana, San Ignacio, San Rafael, San Ramón, Concepción, Porongo y otras. Esas magníficas obras de arte, testigos elocuentes de la historia colonial del Oriente Boliviano, han logrado sobrevivir al paso del tiempo y a la acción destructora de un clima implacable.
Genéricamente conocidas como las “Misiones”, esas poblaciones constituyen hoy uno de los principales sitios de interés turístico no sólo de la región sino del país entero.

Bolivia: otros destinos.

Amboró (Parque Nacional)
Aymara
Bolivia en 4x4
Carretera de la Muerte
Cochabamba
Coroico
Chiquitanía
LLámanos ahora