Viajes a Brasil.



Ocupando casi la mitad de Sudamérica, Brasil se ofrece al mundo como un país multirracial, colorista y bullanguero.

Ofrecemos viajes a Brasil y donde se disfruta de un país marcado por esa gigantesca serpiente que es el Río Amazonas, eje central de la Amazonía y área de enorme riqueza de fauna y flora, que unida al Pantanal, más al sur, lo convierte en un destino de primer orden para los viajes y el Turismo de Naturaleza. Aunque su capital oficial es Brasilia, ciudad de reciente construcción y de gran interés urbanístico, su ciudad más emblemática es Río de Janeiro, situada en un paraje de inigualable belleza.

Pasear o practicar jogging un día feriado por las playas de Copacabana e Ipanema, disfrutar de un delicioso zumo natural de una de sus innumerables frutas tropicales, escuchar música brasilera en un piano bar, caipirinha en mano, y terminar el día viendo bailar o bailando samba, es algo que todo el mundo debería probar alguna vez en su vida.

Famoso por los sensuales carnavales de Río de Janeiro y Bahía, Brasil es cuna de grandes mitos de la música: Vinicius de Moraes, Toquinho, Milton Nascimento, Maria Bethania, Caetano Veloso...

Ningún país ha logrado integrar con tanta naturalidad la mezcla racial de su gente: blancos, negros, chinos, japoneses, indígenas... dieron origen a esa persona hermosa, amable y enormemente creativa que es el brasilero, un mestizo que adora a su país, a su selección de fútbol y que comparte su vida, aficiones y amores con sus compatriotas al margen del color de la piel.

Visitar Brasil es un regalo para nuestro lado más lúdico, más relajado y más placentero. Resultará inolvidable. Consulta nuestros viajes a Brasil.

Rellena este formulario si estás interesado en viajar a Brasil con nosotros.

Países a visitar*

Número de viajeros*


Fecha de inicio del viaje*

Número de días*

Presupuesto aproximado*

Comentarios

Nombre*

E-Mail*

Teléfono*

*Campos obligatorios

Destinos a destacar en Brasil.

RÍO DE JANEIRO:

Río ostenta algunos de los símbolos más emblemáticos de Brasil: la playa de Copacabana, el Cristo Corcovado dominando las vistas de la inmensa urbe, el teleférico del Pan de Azúcar, su ajetreada bahía, las “favelas” derramadas por los frondosos “morros”... Un mito. Desde aquí se puede tomar la ruta de la Costa Verde para llegar hasta el pueblo colonial de Paraty o descansar unos días en las hermosas playas de Isla Grande, un auténtico paraíso natural.
EL NOROESTE:

Esta región se extiende desde el árido estado de Río Grande do Norte hasta las puertas del Amazonas, comprendiendo 2000 kms de playas, que van desde los extensos palmerales hasta las enormes dunas. Todo el litoral está salpicado de pequeños pueblos pesqueros que muchos, aún, mantienen sus tradicionales medios de subsistencia. El interior es más seco, dedicado principalmente a la cría de ganado, y a la producción de algodón. Es la parte menos conocida del país, pero ofrece grandes recompensas para los que se aventuran a descubrirlo. Encontrarás Parques Nacionales, como la Chapada Diamantina, gente hospitalaria y una mezcla de tradiciones indígenas y portuguesas. Para el viajero, el Nordeste es una de las regiones más fascinantes y variadas de Brasil. Cuenta con el mayor número de afro-brasileños, por lo que la influencia de música, religión y gastronomía africana es muy plausible en zonas como Salvador, Olinda, Sao Luis, y Recife.
AMAZONAS:

No se concibe Brasil sin la imagen del vasto pulmón de la Tierra que constituyen los 6 millones de km2 de ríos y jungla de la cuenca amazónica, perteneciente en su mayor parte a este país. Existen muchas rutas de acceso a la Amazonía brasileña, incluyendo el acceso fluvial en barco, por tierra desde Venezuela o en avión hasta Manaus. Las posibilidades de alojamiento y de excursiones también son múltiples para explorar la porción de selva más extensa del mundo.
EL PANTANAL:

Llamado también “tierra de nadie”, por la ausencia de ciudades y escasos habitantes, el Pantanal conforma una extensa llanura que se inunda periódicamente y cuyos espacios abiertos de tipo sabana, ofrecen altísimas posibilidades de observación de la fauna salvaje: jaguares, anacondas, bandadas de pájaros, caimanes... Las posibilidades que ofrece esta reserva protegida son inmensas y muy variadas: a pie, en 4x4, o a caballo ejerciendo una fuerte y seria competencia al propio Amazonas.
LAS CATARATAS DE IGUAZÚ:

Aprovecha un par de días para visitar las Cataratas más anchas del mundo, con más de 3 km de anchura, donde unas 270 cascadas diferentes arrojan sus aguas al Río Iguazú. El entorno que circunda el Parque es un exuberante paisaje de verde bosque tropical.
LLámanos ahora