Fortaleza.


Especialistas en viajes a Brasil.


La capital del Ceará posee una de las más importantes y bien equipadas redes de hoteles y restaurantes del Nordeste. Tiene en la jangada una especie de símbolo y en la langosta uno de sus platos más típicos.
Es una ciudad de clima cálido y recepción calurosa a los visitantes, atraídos principalmente por la belleza de sus playas. En la Ponta das Dunas, se sitúa el mayor parque acuático de playa de América del Sur, el Beach Park. Es uno de los más modernos centros turísticos del Nordeste, formado por un complejo acuático con toboganes de agua y modernos aparatos de ocio acuático.
Dentro de la región cabe destacar, entre otros muchos, lugares turísticos como Canoa Quebrada Jericoacoara y el Delta del Parnaíba. Fortaleza ha sido cantada en prosa y verso como "la rubia desposada del sol".
La playa de Iracema es un reducto bohemio, con decenas de bares nocturnos instalados en edificios que todavía mantienen la arquitectura de principios de siglo. Sus mayores atracciones son el Estoril, donde se encuentran restaurantes y mini galerías de exposiciones, y el Ponte dos Ingleses, desde donde se pueden contemplar hermosas puestas de sol.
Destacan también en la capital las playas de Meireles, Volta de Jurema y Mucuripe, interconectadas por la avenida Beira-Mar. Esta avenida concentra edificios de arquitectura moderna, además de hoteles, bares y restaurantes que sirven comidas típicas y deliciosos platos a base de mariscos.
En Fortaleza, vale la pena, además, conocer la estatua de Iracema, homenaje a la india que es personaje y título de una de las novelas de José de Alencar, importante novelista cearense de la literatura indianista Además, está la colonia de pescadores de Mucuripe, con sus jangadas, y la playa de Futuro, repleta de locales donde se puede bailar forró, uno de los ritmos tradicionales de la región nordeste.
Sitios de interés: El Theatro José de Alencar, construcción del siglo XIX, de rica arquitectura y con la fachada interior hecha de metal, mezclando estilos neoclásicos y art nouveau; museos como el de História Ferroviária, del Automóvil, de Arte Popular y Mineralogía y, además, el Mercado Central. En éste, se puede comprar desde ropa de encaje hasta licores, aguardientes y castañas de cajú. Ceará es uno de los principales estados en producción de encajes, una artesanía hecha a bolillos por "mulheres rendeiras".
La explosión demográfica de los años 1979-1984, provocada por una copiosa inmigración desde el interior del país -agobiado por la sequía- hacia sus «favelas» (poblaciones de chozas), la ha convertido en la ciudad más grande del norte de Brasil.
LLámanos ahora