Isla Fernando de Noronha.


Especialistas en viajes a Brasil.


Esta enorme planicie de Brasil, rodeada de montañas, que se inunda y se desagua con precisión matemática todos los años no permite la vida humana estable. No hay ciudades ni asentamientos. A diferencia de la tupida selva amazónica aquí sí existe un paisaje visible, integrado por zonas alternas de bosques, claros, lagos y matorrales donde la fauna autóctona es la reina del lugar y el ser humano un modesto intruso. Para todos aquellos que quieran disfrutar del mejor lugar para observación de fauna este es su lugar. Ideal tanto para jóvenes como para mayores. El viaje debe iniciarse en Cuiabá y a partir de ahí tomar la ruta que conduce a la única “carretera” que existe: la Transpantaneira hasta llegar a alguno de los lodges donde empezará la aventura. La mejor época para ir es durante la estación seca, desde abril hasta octubre. Lo ideal es estar allí un mínimo de 3 días.
LLámanos ahora