Río de Janeiro.


Especialistas en viajes a Brasil.


Rio de Janeiro es sinónimo de sitios turísticos: el Corcovado, el Pan de Azúcar; y playas famosas: Copacabana, Ipanema, Leblon, Barra de Tijuca y San Conrado.
La ciudad tiene una combinación única de morros (cerros), playas abiertas y largas avenidas costaneras que invitan a recorrerlas. Cerca de la costa existen además dos áreas destinadas exclusivamente a paseos: el Parque Nacional Tijuca y la Laguna Rodrigo de Freitas.
Rio de Janeiro tiene todos los problemas de las grandes ciudades de América Latina: playas de aguas semi-contaminadas, tráfico, vendedores ambulantes y multitudes de bañistas buscando espacio para pasar el día. Por ello no es un buen destino para quienes buscan tranquilidad y descanso.
Rio de Janeiro es una ciudad de grandes contrastes: elegantes hoteles y caros restaurantes se mezclan con favelas y gente que vive en las calles. Si bien la seguridad ha mejorado últimamente, es necesario tener precaución, no llevar a la vista objetos de valor y movilizarse sólo con el dinero que sea imprescindible.
Ipanema cuenta con un centro comercial con buenas tiendas sobre la Rua Visconde de Pirajá y muchos restaurantes y varios hoteles en sus alrededores. Su playa es más tranquila que Copacabana. Cerca de Ipanema está la Laguna Rodrigo de Freitas, lugar ideal para caminar, andar en bicicleta o almorzar al aire libre.
Leblon está próximo a Ipanema hacia el sur. En el Morro dos Irmãos hay una senda y miradores con excelentes vistas de la playa y de la Laguna Freitas. En las calles internas de Leblon se encuentran algunos hoteles y varios de los mejores restaurantes de la ciudad. Su playa es menos concurrida. A pocas cuadras se encuentra el Jardín Botánico, un excelente paseo. San Conrado (São Conrado) se encuentra a unos dos kilómetros al sur de Leblon.
En su playa Pepino se contratan lanzamientos en ala delta desde la rampa de Piedra Bonita. La infraestructura turística en San Conrado es muy limitada, pero cuenta con un shopping de tiendas exquisitas - Fashion Mall. Fiel a los contrastes de Rio de Janeiro, en San Conrado se encuentran Rocinha y Vidigal, las favelas más famosas del mundo.
Barra de Tijuca se extiende por varios kilómetros a lo largo de la costa, a unos tres kilómetros al sur de San Conrado. Su infraestructura crece rápidamente y ya cuenta con una gama variada de buenos restaurantes y el mayor shopping de la región - Barra Shopping. Su playa es extensa, abierta, tranquila y segura.
El centro de Río de Janeiro es ruidoso y muy concurrido durante los días laborales, pero los fines de semana brinda calma para visitar algunos lugares interesantes como el Monasterio de San Benito, el Museo de Bellas Artes, la Catedral y el Museo de la República en Catete.
En la avenida costanera que une Copacabana, Ipanema y Leblon el tránsito se cierra los fines de semana y a partir de las 19 hs. se montan puestos de artesanía. Los bares de Leblon tienen música en vivo y son muy visitados por turistas.
Por la Avenida Pasteur -en Botafogo- se accede a las instalaciones del teleférico que lleva al Pan de Azúcar. Un primer tramo finaliza en el Morro de Urca desde donde hay unas bellas vistas panorámicas de la ciudad y se puede tomar un helicóptero para recorrer Río de Janeiro desde el aire. El segundo tramo llega al Pan de Azúcar, que despliega toda la belleza del lugar ya que abarca 360 grados.
El Corcovado alberga en su cumbre al Cristo Redentor, estatua de 30 m. que puede verse desde cualquier punto de la ciudad. Se llega en coche hasta la cima, pero es muy recomendable subir con el tren que se toma en la Rua Cosme Velho. En la cima se tienen increíbles vistas de todo el sur de Río de Janeiro.
El Parque Nacional Tijuca fue creado para preservar la flora y fauna local. Cuenta con 3.200 hectáreas de mata atlántica, y es posible recorrerlo caminando, en bicicleta o en coche a través de senderos especialmente delimitados. En todo el paseo existen cascadas, arroyos y miradores naturales con muy bellas vistas de la ciudad y el océano. Se recomienda no realizar este paseo en solitario; sólo en grupos y acompañado por gente local.
La playa más popular de Rio de Janeiro es Copacabana. La playas menos contaminadas son Ipanema y Leblon. Las mejores playas de la zona están en Barra de Tijuca.
LLámanos ahora