Santarem.


Especialistas en viajes a Brasil.


Santarém, a poco más de dos días en barco de Belém, es el segundo municipio del estado de Pará y una de las más bellas ciudades de la región. Es escenario del encuentro de las cristalinas aguas del río Tapajós con las pesadas aguas del Amazonas, Santarém fue habitada por los indios tapajós.
Un poco de la historia de este pueblo, que según la leyenda ahogaba a las mujeres adúlteras y momificaba a parientes ilustres, está representada en el museo de la ciudad, en el Centro Cultural João Fona.
Trozos de cerámicas recientemente encontrados en el lugar arqueológico de la Fazenda Taperinha, en los alrededores de Santarém, revelan que existió allí una avanzada civilización precolombina, lo que ha venido provocando nuevas interpretaciones sobre la ocupación humana del continente americano.
A 35 kilómetros del centro de la ciudad, entre el río Tapajós y el lago Muiraquitãs, justo en la garganta de una ensenada y rodeada de playas fluviales está Alter do Chão, antigua aldea de pescadores.
Tan antigua como Santarém - ambas fueron fundadas en 1661 - Alter do Chão fue tierra de los indios boraris, que como herencia dejaron a sus descendientes un rito que dura cinco días: la fiesta do Sairé, realizada en julio, es una conmemoración nativa que poco a poco incorporó símbolos religiosos de los padres jesuitas a las danzas y cánticos indígenas.
Actualmente la fiesta incluye la procesión del Divino, con figurantes evocando justicia y portando banderas y varillas adornadas, además de redoblantes de cajas, levantamiento de astas, letanías, danzas folclóricas locales y un gran almuerzo ofrecido por los jueces a los participantes.
LLámanos ahora