Ayacucho.


Especialistas en viajes a Perú.


Altitud:
2.746 msnm 

Clima: 
Ayacucho tiene una temperatura promedio anual de 17.5° (máxima de 24° y mínima de 11° C). La temporada de lluvias se inicia en el mes de noviembre, durando hasta el mes de marzo. Soleado y seco de abril a octubre.

Acceso:
Vía terrestre se puede acceder directamente desde Lima, vía los Libertadores, con una duración de 9 horas aprox. Otras rutas que también existen son la ruta Cuzco-Ayacucho (597 km) cuya duración es de 12 horas aprox. y la ruta Huancayo-Ayacucho (316 km) con una duración de 9 horas aprox. 

Fiestas: 
la Semana Santa Ayacuchana, acaso la más emotiva y espectacular del Perú. Procesiones diarias, alfombras de flores, escenificaciones rituales, son algunas de las formas en las que los ayacuchanos expresan su fe y devoción cristianas. El visitante disfrutará, durante los cinco días que dura esta celebración, de bebidas espirituosas tradicionales como la Chicha de Jora, la Chicha de Molle o la Chicha de Siete Semillas. 

Gastronomía:  
“Patachi” (sopa de trigo, arvejas, col, tocino, habas y hierbabuena), “Qapchi” (ensalada de papas y queso fresco), “Puka picante” (chicharrón en salsa de maní), y “caldo de mondongo con maíz pelado”.

Artesanía:  
Ayacucho es conocida como la Capital de la Artesanía Peruana. Son famosos los retablos, en los que representan escenas costumbristas y religiosas. Emplean técnicas ancestrales en la textilería y tintes naturales. También es notable la imaginería, hecha de piedra de huamanga (alabastro transparente) y su platería de filigrana.

Ayacucho, capital de la región homónima, se ubica en el centro–sur de los Andes peruanos. Fue fundada por el conquistador Francisco Pizarro en 1539. 

La antigua ciudad de San Juan de la Frontera de Huamanga presenta atractivos innumerables para el turista y es el punto de partida ideal para recorrer el resto del departamento. A sólo 22 km al norte se encuentra, por ejemplo, la ciudadela Wari, capital de la cultura del mismo nombre que floreció entre los siglos VI y XII y llegó a albergar a 50.000 habitantes. También se pueden apreciar los restos arqueológicos incas de Vilcashuamán y la bellísima laguna de Parinacochas en la que habitan miles de flamencos.

LLámanos ahora