Camino Inca.


Especialistas en viajes a Perú.


Clima:
Lluvioso durante todos los meses de verano (de diciembre a marzo). Soleado y seco entre mayo y septiembre. Las temperaturas máximas alcanzan los 27° C, mientras que las mínimas raramente descienden de 11° C.
Acceso:
La ruta se inicia en el km 88 de la vía férrea. Los grupos organizados parten del pueblo de Chilca en el km 76 de la misma vía.
Altitud:
mínima 2600msnm y máxima 4200msnm
Alternativas:
4 días / 3 noches o 2 días / 1 noche (Camino Sagrado).
Recomendaciones:
Es necesario llevar agua potable y alimentos, además de equipo completo de camping. Se necesita aclimatación. Evitar esfuerzos durante las primeras horas.
Consumir comida de fácil digestión y beber mate de coca para evitar el mal de altura. Estar en forma. Respetar las disposiciones oficiales para la conservación del parque.
Atractivos cercanos: Sitios arqueológicos como Machu Q´ente, Hayana Q´ente, Pulpituyoc, Kusichaka, Patallacta, Torontoy y nevados como La Verónica y Salacantay.
Ubicado en el departamento del Cuzco, el Camino Inca a Machu Picchu es la ruta de trekking más concurrida del Perú y quizás una de las más espectaculares de América, formando parte de los más de 23.000 km de caminos construidos por los Incas en Sudamérica.
Cada año, aproximadamente 25.000 caminantes de todo el mundo recorren los extraordinarios 43 km de esta ruta empedrada, construida por los Incas para avanzar hasta la inexpugnable ciudadela de Machu Picchu, en lo profundo de la selva de montaña cuzqueña.
El recorrido se inicia en la localidad de Qorihuayrachina, a la altura del kilómetro 88 de la vía férrea Cusco-Quillabamba y toma entre tres y cuatro días de ardua caminata. Durante la ruta, que atraviesa una impresionante variedad altitudinal -con climas y ecosistemas tan diferentes como la puna altoandina y los bosques de neblina- se deben superar dos pasos a gran altura (el mayor de ellos, Warmiwañuska, a 4.200 msnm) para concluir finalmente con un mágico ingreso a Machu Picchu a través del Inti Punku o Puerta del Sol.
Uno de los principales atractivos de la ruta es la red de asentamientos incaicos de granito labrado que se suceden a lo largo del camino (Wiñay Wayna, Phuyupatamarca), inmersos en escenarios naturales de sobrecogedora belleza. Una naturaleza exuberante con centenares de especies de orquídeas, aves multicolores y paisajes de ensueño es el complemento ideal de esta ruta indispensable para los caminantes.
LLámanos ahora