Chilclayo y Señor de Sipán.


Especialistas en viajes a Perú.


Altitud:
29 msnm
Clima:
El clima de la región es cálido. Temperatura promedio anual de 22°, (máxima de 33° y mínima de 17° C). La temporada de lluvias se inicia en el mes de febrero, durando hasta el mes de abril.
Temporada de visita:
La mejor época es de diciembre a marzo.
Acceso:
Vía terrestre se accede por la ruta Lima - Chiclayo (770 km) a través de la Carretera Panamericana Norte, con una duración de 10 horas aprox. en coche. Desde Trujillo, la duración del recorrido es de 3 horas y media aprox. (210 km.). Vía aérea, existen vuelos diarios desde Lima que duran aproximadamente una hora. Las tumbas del Señor de Sipán se encuentran a 35 km al sureste de la ciudad de Chiclayo (40 minutos ) y el Museo Arqueológico Brüning, en la provincia de Lambayeque, a 12 km (10 minutos) de la misma.
Fiestas:
La ciudad celebra la fiesta de la Santísima Cruz de Chalpón en el mes de febrero y el 21 de abril se celebra Santo Toribio de Mogrovejo en Zaña.
Gastronomía:
Chiclayo tiene una de las mejores cocinas norteñas, el arroz con pato y el cebiche son inolvidables. También la tortilla de raya es exquisita.
La ciudad de Chiclayo es aquella tierra en la que, de acuerdo a la leyenda, se establecieron los dioses que llegaron por el mar, entre ellos Naylamp, quien desembarcó acompañado de una gran comitiva. Ya antiguas civilizaciones habían reconocido el territorio como lugar estratégico. Importante centro comercial del norte del Perú, punto de confluencia de los pueblos de la costa, sierra y selva norte, Chiclayo es la capital del departamento de Lambayeque, en el cual, durante los siglos I y VII d. C. se desarrolló la cultura Mochica.
El verano chiclayano invita a ir a Pimentel, un balneario moderno que ofrece grandes posibilidades para la práctica de actividades deportivas como la tabla hawaiana y donde se pueden observar técnicas ancestrales de pesca en pequeñas embarcaciones llamadas caballitos de totora.
Cerca del pueblo de Sipán, a 35 km de Chiclayo, se encuentra el complejo arqueológico de Huaca Rajada, lugar donde fue descubierta la cámara funeraria que alberga al Señor de Sipán; un importante dignatario regional, cuyos restos acompañados por valiosas joyas y ornamentos de oro, pueden ser admirados en el Museo Arqueológico Nacional Brüning que alberga a su vez, en su sala de oro, una de las más importantes colecciones de orfebrería de América.
Era el año de 1987 y, desde entonces, el monumental hallazgo se ha considerado uno de los más importantes de los últimos tiempos. La estructura hallada en la localidad de Sipán consta de tres recintos piramidales en los que descansa el gobernante acompañado de un séquito de súbditos.
Pero más allá de lo espectacular del descubrimiento, y de la belleza de sus ricos adornos, las Tumbas Reales del Señor de Sipán han permitido a los arqueólogos e historiadores reconstruir una parte desconocida de la impresionante cultura moche.
Otro complejo arqueológico es el de Túcume, también conocido como el Valle de las Pirámides y conformado por 26 de ellas. Actualmente, se puede disfrutar de las zonas arqueológicas, naturaleza, curanderismo e intercambio cultural, gracias a la participación activa de la comunidad en la conservación del patrimonio natural y cultural.
LLámanos ahora